Pasión por la pesca

Hace 16 años sufrió un accidente que lo desfiguró y perdió a su mejor amigo. Hoy es feliz gracias a su valor y su pasión por la pesca. Os presento a "El Tanero", Walter Breijo.

No es fácil ser Walter Breijo, en el 2002 salía de su coche envuelto en una bola de llamas. Hecho que le produjo quemaduras en todo su cuerpo y la pérdida de un gran amigo.

Pasó años sin mirarse a un espejo por miedo a verse la cara y su pasión por la pesca le devolvió la vida.

Después de pasar 16 años dependiendo de una silla de ruedas, hoy se ha convertido en un referente mundial de la pesca mundial, grabando documentales por todo el mundo para una gran productora de videos de pesca.

Hace muy poquito tiempo que he contactado con él y solo puedo decir qeu es un tipo super amable y colaborativo.

Actualmente se dedica a dar clases y ser profesor de pesca en Galicia. No dudéis en contactar con él para que os proporcione cualquier información si queréis recibir clases de un auténtico maestro de la vida y de la pesca.

Psicólogo de sí mismo

En su resurrección su cuerpo fue por delante de su cabeza. Su ánimo se quedaba atrás. Cada espejo era un golpe de realidad que le sumía. Lejos de encontrar consuelo en los psicólogos, discutía con ellos. «¡Pero cómo vas a aceptar esta cara! ¿Por qué la gente a la que le sale una verruga se la quita y yo tengo que seguir como un monstruo? Es muy fácil hablar».

El gran paso.

Pero un día dijo que él sería su propio psicólogo, que necesitaba romper con las rutinas hospitalarias. Y que lo conseguiría a través de su afición de siempre. «La pesca me salvó la vida». Tuvo que empezar de cero. No es fácil pescar con dedos más cortos. Se instaló en el salón de casa para practicar los nudos, el lanzamiento y la recogida… Y salió de casa para irse a los chipirones, «de noche, sin que nadie me viera». Y un día le dijo a su padre -Paco, una parte fundamental en su recuperación- que preparase la lancha, que se iba él solito a pescar. «Era gracioso ver desde el mar el coche de mi padre medio camuflado siguiendo el barquito desde la costa», ríe Walter.

La captura más emotiva

Las doradas le picaban pero él era incapaz de subirlas, sus manos -maticemos: siete falanges y tres dedos en garra- no eran capaces de dominar la caña y el carrete. Pero un día cambió su suerte y emociona oírle narrar aquel momento: «Levanté la primera dorada, la puse en medio de la lancha y le perdoné la vida, la devolví al mar entre lágrimas, superemocionado. Esa dorada me hizo muy feliz».

Pero los espejos le seguían amargando. Y optó por una terapia de choque: se abrió un blog de pesca, El Tanero Fishing («tanero por tanas, que es como le llaman a las doradas en la zona de Ortegal»), donde expuso vídeos y recibió muchos halagos. «Era incapaz de verme en las imágenes, estuve a punto de cerrarlo todo de nuevo». Pero su pareja se lo prohibió. Llegó el bum de las redes sociales y el Tanero empezó a viajar por España a dar charlas de pesca, salió en todas las revistas especializadas,… La explicación de su logotipo es muy reveladora. Se trata de una dorada en semiperfil dibujada sobre un fondo azul electrificante, como si se tratase de llamas de un extraño color. Es su yin y yang particular. El fuego que le sumió en el infierno y la dorada que le salvó la vida.

Es un ídolo en la ciudad turca de Esmirna, donde da nombre a varias tiendas de pesca.

«Un día me llaman de Turquía para ir a dar charlas». Y cuajó de tal forma en aquel país que hoy su apodo da nombre a una cadena de tiendas de pesca, con un gran mural con su rostro en el interior. Aquello le llevó a ser contratado por una potente productora turca que le ha llevado a grabar reportajes de pesca por lugares como Madagascar, cuyos vídeos le han multiplicado la fama. «En Esmirna (la tercera ciudad más poblada) la gente me para por la calle para pedirme autógrafos». Y para sacarse fotos, que Walter ya no evita. Porque, ahora sí, cuando se mira en el espejo ya no ve un monstruo sino un tipo que ha regresado del infierno, un accidente que le ha dejado marcado por fuera pero también por dentro: «Te lo juro, no pasa un día sin que me acuerde de mi amigo».

(Entrevista a la Voz de Galicia, 2 de febrero del 2018)

Puedes disfrutar de más vidéos de pesca en el canal de EL TANERO FISHING

 

Su canal de Facebook:

https://www.facebook.com/eltanerofishing/